viernes, 1 de marzo de 2013

El Arbol de Rayos






      En la profundidad del bosque había un árbol que se había creado con rayos de luz.   A su alrededor había una oscuridad penetrante, fría y petrificadora.  Su tronco era una luz como la de un relámpago: brillante, fuerte y sus ramas se desprendían como otros rayos igual de luminosos.

     Una vez, alguien planificó derribarlo y demostrar su fortaleza frente a los mitos y las leyendas.  Era una persona fuerte, grande, con músculos enormes y con una rabia por dentro que nunca pudo controlar.

     Se preparó para la encrucijada y al siguiente día dejó el poblado, sintiendo el orgullo y la fuerza por dentro recorriendo las venas al no voltear a ver.  Solo en su rostro una sonrisa de desprecio se asomó.

     Por algún tiempo todos esperaron pero nunca más se supo de ella y la leyenda continuó con más fuerza.


Imagen: http://3.bp.blogspot.com/-6slTWI6LvbU/T-YTKy2LoCI/AAAAAAAARCo/epI2d3ONvmk/s1600/rayo3dn3.jpg