martes, 8 de noviembre de 2011

Actos Humanos


Acto Humano I

Tenía la capacidad de entrar en las fotografías para examinar lo que había sucedido en el momento de la toma.  Al inicio pensó en formar parte del Ministerio Público y solucionar muertes misteriosas. Después deseó investigar la vida de famosos muertos.  Luego pensó entrar en las fotos antiguas y reconstruir la historia.
Estuvo toda una tarde tratando de pensar qué hacer con esa habilidad tan interesante y tan útil.  Al anochecer ya lo tenía decidido: Trabajaría solo, él podría hacerlo sin compañía, así que tomó una Hustler que estaba tirada en el baño y abrió la página central.

Acto Humano II

            Diez años no fueron suficientes: eso pasaba por su mente cuando escuchaba aquella voz ronca y pesada que le recordó todo.
            — ¡Al fin te encontré, puta!—
En ese segundo su rostro se le desencajo completamente por el terror que corrió por su cuerpo.







imagen: http://3.bp.blogspot.com/_qVU6WuJhQck/TQG9KUJu5nI/AAAAAAAAAF4/FFgdF5F67TM/s1600/silueta%2Bde%2Bmujer.gif

lunes, 10 de octubre de 2011

Un Mundo de Valores



 I

            Frente al espejo se paraba con una rectitud impecable, lo hacía todas las noches antes de ir a acostarse.  Se desnudaba por completo, dejaba el uniforme de diario: la corbata, el saco, el pantalón, los zapatos negros, la camisa, etc. y se ponía el otro, el que usó en el pasado, ese con las manchas que se olían a pesar del tiempo, que flotaban como fantasmas buscando una justicia perdida, sintiendo eso se excitaba aún más, se sentía grande.  Permanecía así, admirándose, sintiéndose el amo y señor de su país hasta que ese narcisismo militar lo dejaba.  Terminaba ese ritual con un firme saludo a un general que estaba en el reflejo.


II

            A veces la conciencia, que era pequeña, se despertaba e impedía que el sujeto conciliara el sueño, lograba que el apetito se esfumara, lo arrinconaba en el gran espacio de la casa; eran días malos, porque a pesar de ser diminuta pesaba mucho.  Eran días oscuros como él les decía.

            Para desaparecer esa mísera molestia, visitaba a las putas más caras y a las de menor edad, siempre acompañadas de una línea de polvo y otros narcóticos.
            Al siguiente día, la conciencia había desaparecido, había muerto, había sido enterrada en esas sesiones de lujuria que únicamente Sade podría describir; ya podía continuar con su trabajo, listo para dar el discurso con grandes gritos cuasievangelizadores.



imagen: http://www.blogcdn.com/noticias.aollatino.com/media/2011/05/silueta-hombre-430vm052511.jpg

jueves, 8 de septiembre de 2011

Después del Trabajo

— ¿Qué querrá ese hijueputa otra vez?—murmuró Magdalena a Esteban.  Él siempre había estado a su lado, habían sido inseparables desde que nació.
      Escucharon el sonido de las llaves y el click de la chapa al quitar el seguro.  Una tenue luz se hizo cada vez más grande a medida que se abría la puerta.  Entró Don Carlos, con el pantalón y la camisa de tela gastados por el uso en el trabajo mal remunerado.  Tosió fuerte, como le había enseñado a todos sus hijos, anunciando su llegada y luego haló el gargajo con toda su fuerza para escupirlo al suelo, era como marcar, como lo hacen los perros al orinar, era una señal territorial.
— Ya me dio miedo Esteban, ¿Qué querrá el cerote ahora?—murmuró Magdalena nuevamente.  Esteban no podía dejar de llorar, estaba petrificado, quería correr pero hacía mucho que no podía.
      Don Carlos se acercó al rostro de Esteban gritándole con un brazo levantado sosteniendo una Biblia: — ¡Deja de hablar como mujer, marica de mierda! ¡Y quítate ese vestido de puta, qué tu madre ya está muerta!—




imagen: http://farm2.static.flickr.com/1048/1435305228_10abaf9298.jpg

sábado, 30 de julio de 2011

Historias Cuatro X Cien

*
      Se miraban detenidamente, sin pestañar, sin hacer movimiento alguno, sabían que hacerlo podría propiciar el desequilibrio y derrumbar lo construido durante los siglos de los siglos.
    Una vez, uno de los personajes intentó hacer algo sin despegar la mirada, pero eso ocasionó muchos problemas que no han podido solucionar. En otra ocasión el otro personaje pestaño porque había algo molesto a su alrededor, un viento pequeño que navegaba por esos lugares, y destruyó un sin fin de elementos mágicos nacidos durante el equilibrio.
    De esas experiencias, los dos personajes, desnudos, mantienen las miradas detenidamente tratando de no perturbar otros mundos.
**
     -De quien menos había sospechado era de ti, Pedro Luis…- se escuchó dentro de la casa, estaban todos reunidos viendo la telenovela, emocionados a pesar de saber el final.
     A fuera estaba ella esperando al primer cliente de la noche. Sabía que vendría el mismo de siempre, todos eran iguales, con deseos de carne fresca. Al final la dejaban en el cuarto del motel envuelta en olor a sexo y sudor.
     Se detuvo un carro con el primer cliente, ella se acercó despacio apretando con fuerza una diminuta muñeca que tenía dentro de su bolsa tratando de olvidar su niñez.
***

   De quien menos había sospechado era del “Chucho-Lobo”, esa temible bestia, ese salvaje ser, enorme, de pelaje negro, cola larga y colocha, orejas puntiagudas y ojos del color de la sangre.
      Sabía de la existencia de la llorona, del sombrerón y de la siguamonta; me protegí de ellos, pero nunca del “chucho-lobo”, eso terrible no se cruzó por mi mente.
     Ahora ese demonio devorador, con hambre insaciable se refugiada en el interior de nuestra aldea: Santa Ana. En el día parece un lugar apacible, pero cuando la oscuridad cubre el poblado con su manto se siente su sed a muerte.
 ****
      Llegaron de repente y sin aviso, ocultándose entre la sombra de los árboles que crecían alrededor del poblado. Tenían los ojos inyectados de rabia, en su sangre fluía un monstruo sádico entrenado para torturar al enemigo. Así fue como llegaron: como fantasmas, como ágiles depredadores, como seres sedientos de muerte.
      Todos morimos esa madrugada, los hombres fueron desmembrados, las mujeres violadas y quemadas; y los niños triturados entre las rocas y utilizados como alimento para los perros. Solo sobrevivieron bajo tierra los llantos, los gritos y la desesperación.
     Así como llegaron se fueron, con la misma rabia, odio y sadismo.
 
(basado en la propuesta del concurso de Los Buc Buc http://www.facebook.com/losbucbuc antes de Filgua)

viernes, 27 de mayo de 2011

Historia General

 
*
El rumbo a la estrella más cercana, más caliente había sido planeado desde hace mucho tiempo con la colaboración de los más importantes mandos de cada lugar del planeta.  Se habían reunido antes que la catástrofe iniciara, antes que las lagunas y los mares fueran ácidos, antes que las tierra tomara ese color rojo brillante, antes que el olor a oxido  y a mierda fuera creando un mundo sin vida.  Antes de todos estos sucesos, ellos se tomaron el tiempo y empezaron a construir al “Fénix 3500”, crearon una historia, reforzaron las mitologías para lograr que los habitantes se esforzaran en la construcción y en la huida rápida del lugar al momento que se les ordenara; pero no contaban con el rumbo escogido para reiniciar la nueva vida.
Antes de dejar el planeta la gran mayoría tenía que abandonar a sus familiares, a sus hijos, padres, abuelos, si no lo hacían no habría suficiente espacio en el “Fenix”.  Fue entonces que los grandes hombres de las regiones se reunieron nuevamente, tenían que establecer una cultura ambiciosa, individualista e insaciable de las necesidades, con la idea del poder sin restricción alguna, abarrotados de mezquindad, pero siempre bajo el control de los grandes señores.

**
Llego el momento, “Fénix 3500” encendió los motores dejando sin vida todo lo que estaba detrás de ella.  Solo los más fuertes llegaron a tiempo, los hombres sabios los esperaban dentro de la nave como liberadores de la desgracia que ellos mismos habían planificado durante mucho tiempo; como liberadores para proporcionales la nueva vida, como grandes mesías.
Los débiles cayeron detrás de los fuertes, los enfermos, los ancianos y muchos niños con sus madres murieron instantemente debajo del fragor de las turbinas del navío interplanetario.  Los otros, los olvidados, los que nunca existieron continuaron con su vida de sufrimiento y muerte perpetua, solo vieron como la nave dejaba una estela de fuego y humo hasta donde la vista lograba ver.

***
El camino fue muy liviano, hasta que llegaron a la estrella antes del planeta Paraíso, la nave estaba fabricada para atravesar soles, pero no para este, los cálculos habían fallado, pero continuaron, no había vuelta atrás.
Ya dentro del núcleo, era casi imposible pensar que iban poder mantener el rumbo de la nave de esta forma, no contaban con el hambre, el calor insoportable, la muerte continua de algunos pasajeros al momento de atravesar “Taurus”.
Los señores de las regiones se reunieron para determinar los nuevos planes para derrotar el odio, la muerte, la enfermedad y el hambre que asolaban dentro de la nave, debían de hacer algo antes que sucumbieran ellos también, antes que los navegantes tomaran los controles y dirigirse a rumbos inciertos.

****
            El Señor de todos, el representante de la nave convocó a la fiesta interplanetaria, para escoger a los representantes de cada pasillo, proponer mejoras al lugar y terminar con el hambre, la muerte y la desesperación.
            Durante todo el trayecto dentro del núcleo de “Taurus” soltaron globos, canciones y colores.  Los pasajeros se comprometieron a colaborar y a participar, para hacer un cambio profundo en su nuevo mundo espacial.
            El miedo, el horror, la muerte, la desesperación desaparecieron por un momento de la imaginación de los viajeros.

*****
            Lograron atravesar a “Taurus”. En los monitores de luz holográfica se veía como “Fénix 3500” se acercaba al nuevo planeta.  Los Señores de las Regiones ansiosos lo veían todo con los ojos inyectados se sangre y con los deseos de saciar sus instintos de gobernar, de propagar los cantos de guerra, sangre y orgías de avaricia en ese nuevo planeta “Paraíso”.



imagen: http://ftp.gameshot.net/gameshot/Screenshot/screenshot/2007_07/VIDEO/tarsonis.jpg

lunes, 14 de marzo de 2011

Problemas de Amor

       El amor fue algo que le apasionaba pero siempre le causó problemas.   Cuando tenía 8 años estampo un beso en la boca a su hermano, este le contó a sus padres y no tardaron en reaccionar con una reprimenda increíble: Un Par de cinchazos que le dejaron las piernas rojas y amoratadas y un gran discurso de la ira de Dios sobre Sodoma y Gomorra, y como Él reaccionaba ante las personas que se dejaban amarrar por el placer de la carne.
      Ya en la adolescencia se enamoró de Pedro, el más alto y fuerte del aula.  Lo quiso conquistar pero su novia no se lo dejó arrebatar, así que en una esquina después de clases, Amanda la novia, le dio una golpiza, le rasuró el cabello largo con rizos negros y le rompió el vestido.  Ese día lloró tanto como pudo en aquella esquina, todos pasaban mirando alimentando el morbo que surge durante y después de las peleas de adolescentes, sin involucrase, dejando pasar las cosas, profundizando más la vergüenza y la impunidad.
      Transcurrieron los años del básico y diversificado siendo el personaje solitario, anónimo y marginado.  Durante ese tiempo dejó de creer en el amor hasta llegar a la Universidad: ahí conoció a “El Pelusa”, un chaparro integrante de la asociación universitaria, chupaba hasta los codos y normalmente se quedaba tirado en las aceras hasta el amanecer; tenía una pareja y dos hijas, trabajaba solamente dos arduos meses y le alcanzaba para todo el año, vivía de la Huelga de Dolores, era de los cabezones que después de está fiesta en Semana Santa se olvidaba de la pobreza de Guatemala y viajaba al extranjero con los otros integrantes del Honorable.
      Con él encontró esa pasión que tanto buscaba desde la niñez.  Se fugaban para no ser vistos, aprovechaban los rincones oscuros atrás de los edificios universitarios o de los callejones alrededor de la universidad.  Pero una vez a la semana se veían en un motel de los construidos a lo largo del periférico.  Ahí tenían el sexo como lo había narrado su padre cuando había pecado de incesto.
      Pasaron los años, “El Pelusa” cambió de carrera para mantenerse dentro del recinto universitario y tener a la Huelga de Dolores como proveedora monetaria y a los pobres como excusa para que existiera ésta.
      Paco dejó la universidad decepcionado de lo vulgar y conservadora que era la educación superior, abandonó la aventura amorosa con “El Pelusa” enamorándose de un hombre que no detestaba a los maricas y sí los amaba como él había soñado.

domingo, 13 de febrero de 2011

El Caso del Corazón Roto


            Despertó repentinamente como saliendo de una pesadilla, todo en el cuarto estaba lleno de la oscuridad de la noche, pero él podía ver con claridad todo lo que le rodeaba dentro de su diminuto y húmedo cuarto.  Se encontraba empapado de sudor y las chamarras que lo cubrían se encontraban ligeramente húmedas; con la mano izquierda empuñaba fuertemente las sábanas y con la derecha la playera transpirada en la región del pecho, se encontraba completamente estremecido.
Siempre, desde pequeño, le había ocurrido esto y por ello fue revisado por una infinidad de médicos que no habían encontrado algún tipo de fallo, únicamente le prescribían una serie de medicinas que tendría que tomar durante toda su vida.  Pero él, dentro de sí, sabía que algo malo le ocurría.
El terror que sintió cuando despertó empezó a disminuir hasta convertirse en solamente miedo, se levantó y caminó hacia el baño en donde siempre había guardado las pastillas que lograban que la sensación de ahogo y muerte desaparecieran.
Cuando llego al baño observó en el espejo del botiquín su rostro pálido y deformado por el miedo y una sensación de terror recorrió rápidamente su espalda aumentando ligeramente el temor en esos momentos; lo abrió rápidamente dando una ojeada a todos los medicamentos que existían en ese lugar, intentando encontrar el más importante en ese instante.
La desesperación empezó a ahogarlo.  Recordaba haber ingerido sus pastillas constantemente pero hoy, precisamente hoy, no recordaba en que lugar las había dejado, empezó buscarlas detrás de cada frasco, arrojándolos hasta que el armario quedó completamente vacío.
El miedo se fue trasformando en terror nuevamente, sus manos empezaron a temblar de manera exagerada y el sudor, que se había secado, empezó a salir de cada uno de sus poros nuevamente, su corazón latía, latía cada vez más fuerte y el dolor fue en aumento; cayó al suelo de rodillas con las manos en el pecho intentando remediar el dolor que se producía en esa región.
Por fin se desplomó completamente con la cara en el suelo, vencido por el dolor y el pánico; el sudor de su cuerpo, gota a gota, mojo el suelo.  No podía hacer nada solamente llegar al teléfono y marcar a cualquier número; intento arrastrarse por unos momentos pero el dolor y los movimientos espontáneos de su cuerpo se lo impidieron.
Detuvo por fin todos sus intentos, no pudo más, y fue entonces cuando su respiración se detuvo por el congestionamiento de algo en su garganta, hizo intentos repetidos por despejar la vía respiratoria pero fue incapaz de hacerlo.  En esos momentos el dolor se extendía del pecho a la garganta, no podía hacer más, solamente cerrar los ojos y morir.
Repentinamente de su boca y nariz brotó una incontrolable hemorragia, ya era incapaz de realizar cualquier tipo de movimiento para sofocarla, solamente podía sentir como la sangre manaba de esas cavidades acompañada de una masa sin forma, un ser  que durante varios años había albergado en su interior.
Pasó un poco de tiempo y el cuerpo casi sin vida del joven solamente convulsionó una vez como una respuesta automática a un estímulo.  En esos momentos el pecho se abrió como una caja sin mayor resistencia y de él salió un número incontable de pequeños seres deformados con dos apéndices para arrastrarse en los restos del cuerpo del muchacho. 
En el corredor de la casa yacía el cuerpo acompañado por esas desfiguradas unidades de vida de color grisáceo que se impulsaban dentro del charco de sangre, sudor y restos de piel, músculos y viseras.

Imagen: http://iram15.files.wordpress.com/2008/01/corazon.jpg