jueves, 23 de diciembre de 2010

Fiestas Sociales

http://img517.imageshack.us/img517/295/bajeaportabaco018amh3.jpg
I
Ella los acompañaba en esa festividad, todos reían sin pausa.  Era impresionante ver como se mutilaban unos a otros y jugaban con los órganos arrancados.  Pero lo que más le impresionaba eran las carcajadas que soltaban.


II
Ahí estaba él, pensando solo en aquella rosa que le dejó la última tarde que se vieron.  En un instante empezó a tirar todo lo que había sobre la mesa y empezó a gritar, quería que ella estuviera en este momento  junto a él, pero ya era demasiado tarde: El cuerpo estaba inmóvil con la cara dentro de la bolsa plástica del supermercado.

3 comentarios:

José Alberto Alberico dijo...

Un poco drástico pero una buena metáfora de la realidad.

Montserrat Bagur dijo...

Acaso lo escribio Pipo Bagur!

RELATOS,CUENTOS, POEMAS dijo...

Sin duda cuando se comenten acciones capitales los arrepentimientos son tardíos
Http://pasequelecuento.blospot.com